5 Consejos para Aumentar el Valor de su Empresa

AumentarValor-3

¿Conoce usted el valor de su pyme? Determinar el valor de una empresa es un ejercicio que se plantea generalmente en procesos de financiación, de ampliación de capital, de búsqueda de nuevos inversores o en transacciones de venta o compra de empresas. Cada vez más, los directores generales más avanzados usan la valoración de su empresa como herramienta de gestión, para deducir de ello su rendimiento financiero y la creación de valor que han generado sus decisiones.

Pero, ¿cómo se hace?

Hay básicamente tres métodos de valoración: el descuento de flujos de caja, la aplicación de múltiplos y el cálculo del valor de liquidación. Vamos a enfocarnos en la valoración por descuento de flujos de caja, o discounted cash flows, ya que es el método más común y, en mi opinión, el más adecuado para empresas que generan flujos de caja positivos.

¿Qué se puede hacer para maximizar el valor de su empresa?

En términos generales, la valoración se basa principalmente en tres elementos:

  • el nivel de generación de caja al principio de la proyección
  • la tasa de crecimiento de los flujos de caja usada para la proyección
  • la tasa de descuento de los flujos de caja futuros

Lógicamente, el mayor valor se obtendrá al optimizar las palancas que influyen en dichos elementos. A continuación, presento cinco acciones que resultarán en una mejora en la valoración de su empresa.

1. Aumentar el margen operacional

Aquí, no hay secretos. Cuanto mayor sea la capacidad de generar beneficios y flujos de caja, mejor será la valoración. El beneficio se incrementa aumentando las ventas y reduciendo los costes. Así que las preguntas (entre otras) que hay que hacerse para aumentar su margen son las siguientes: ¿tiene la empresa activos – tangibles o intangibles - de los cuales no se obtiene todo el valor que podrían generar? ¿Cuáles podrían ser las fuentes de ingresos adicionales con un margen de beneficio mayor? ¿Existen canales de distribución alternativos donde vender sus productos? ¿Qué se ha planteado para consolidar su poder de negociación frente a clientes y proveedores? ¿Está el capital humano motivado, enfocado y funcionando a su mejor rendimiento? ¿Existe potencial de reducción de costes de estructura que pueda aumentar la eficiencia del negocio?

2. Aumentar las perspectivas de crecimiento

La tasa de crecimiento de los flujos de caja durante el horizonte de proyección es un factor determinante en la valoración de la empresa. ¿Está su empresa poniendo barreras a la entrada en el sector o está desarrollando una ventaja competitiva? ¿Está invirtiendo en proyectos de crecimiento con alto potencial de generación de valor para la empresa? ¿Es la estrategia corporativa clara, creíble y generadora de crecimiento rentable?
Tener motores de crecimiento adicional lógicamente incrementa el potencial de generación de flujos de caja, lo que aumentará de facto el valor de la empresa.

3. Mejorar el capital circulante o fondo de maniobra

Los flujos de caja, calculados en el contexto de una valoración, dependen no sólo de los beneficios generados sino también del capital circulante. Reducir la necesidad de capital circulante aumentará la generación de flujos de caja, y así el valor de la empresa. 

La gestión del capital circulante es un asunto delicado, ya que depende del equilibrio entre riesgo y rentabilidad. Se trata de optimizar la necesidad de capital circulante, reduciendo las existencias, mejorando el período de cobro y aplazando los pagos de manera recurrente eso sí, sin dañar la rentabilidad de la empresa, sin generar rotura de inventarios, sin estrangular a los proveedores, ni empeorar la relación con los principales clientes!

4. Refinanciar su deuda

¿Parte de la deuda de su empresa tiene un coste superior a los tipos de interés ofrecidos en el mercado? ¡Aproveche el entorno actual de tipos de interés bajos para refinanciar esa deuda! Ponga en marcha un ejercicio serio y riguroso de negociación con sus entidades financieras para explorar fórmulas de optimización del coste de los recursos que éstas le aportan.
Es importante porque reducir el coste de la deuda permite disminuir la tasa de descuento de los flujos de caja e incrementar el valor de la empresa.

5. Optimizar su estructura financiera

El valor de su empresa llegará a su máximo cuando la tasa de descuento de los flujos de caja esté en su mínimo. Esto se produce cuando el nivel de deuda esta en su óptimo dentro de la estructura de capital de la firma.
Tanto por encima como por debajo de este nivel óptimo de deuda, la tasa de descuento será más alta, y el valor de la empresa consecuentemente más bajo. ¿Por qué ocurre esto?
Por un lado porque por debajo de este nivel óptimo, la proporción de capital aportado por los accionistas es más importante, y como el rendimiento exigido por estos últimos es más alto, la tasa de descuento subirá. Conviene en este caso, aumentar el apalancamiento de la firma para incrementar su valor. Por otro lado, porque encima de este nivel óptimo, el riesgo de insolvencia es mayor, lo que causa el incremento del rendimiento de los accionistas y de los acreedores, y, por tanto, de la tasa de descuento. En este caso, convendrá disminuir el apalancamiento para llegar al nivel óptimo de deuda y optimizar el valor de su empresa.

Evidentemente, el potencial de mejora de esas cinco palancas está en función de cada compañía y depende a su vez de la evolución de su propio entorno económico. En cualquier caso, actuar sobre esas palancas no tiene que ser incompatible con la estrategia corporativa. Al contrario, tendría que ser parte de una estrategia integral, que considere todos los aspectos y fuerzas en acción alrededor del negocio, con la perspectiva de incrementar el valor de la empresa.

 

By Lionel Brouhier_Senior Consultant_ACCESO Corporate Partners